Nadie dijo que fuera fácil, pero tú lo puedes hacer

Nadie dijo que fuera fácil, pero tú lo puedes hacer

Cuántas veces te has dicho a ti mismo: yo no puedo con esto, esto es muy difícil para mi, yo no seré capaz… Pero, ¿por qué no vas a ser capaz? Eres tan capaz como cualquiera o incluso más. Eso sí, todo requiere un esfuerzo, lo de la suerte es sólo para unos pocos; pero te digo una cosa, al final, no sé cómo, pero si te lo propones y trabajas duro, lo consigues. Te tropezarás, sentirás miedo y te querrás rendir mil y una veces, pero hay que seguir hacia delante. Nadie dijo que fuera fácil, pero tú lo puedes hacer.

Dejo esto aquí bien apuntado para que no se nos olvide, que, no sé a vosotros, pero a mi por lo menos se me olvida mucho.

¿Por qué escribo todo esto? Es una especie de recordatorio para mi misma. Empiezo una nueva etapa desde ya, me lanzo a la aventura de hacerme empresaria por fin, después de mucho tiempo de tantear el terreno, y aunque por un lado me emociona mucho, por otro me da un miedo enorme. Llevo unos días que ando un poco bloqueada, quiero hacer muchísimas cosas nuevas que ya se suman a mi larga lista de cosas pendientes de hacer, y tengo un lío enorme. Aunque no es lo que más me preocupa, porque sé que antes o después sacaré todo el trabajo, lo que me preocupa es ¿servirá de algo?

Y sí, hay que pensar que sí, que el trabajo duro tiene su recompensa, antes o después. Piensa en aquella vez que conseguiste aquello que no creías que sería posible, no sé, algo como una buena nota en una asignatura muy difícil, aprobar el carnet de conducir, aprender algo nuevo… Y cómo lo conseguiste, a menos que seas de esos pocos a los que la suerte les sonríe o recurren a tretas poco apropiadas (que de esos hay muchos y daría para escribir muchos posts), lo conseguiste a base de esfuerzo. Y no hay mayor satisfacción, ¿verdad?

En mi caso, uno de mis mayores orgullos y que mayor satisfacción me ha producido fue sacar un sobresaliente en mi proyecto fin de carrera. Aquí donde me veis soy Graduada en Administración y Dirección de Empresas, y aunque no fui ni de lejos una alumna brillante (más bien todo lo contrario), el último curso de universidad me propuse aprovecharlo al máximo. Yo ya tenía una titulación universitaria, era Diplomada en Empresariales; pero después de una mala experiencia laboral decidí que si dejaba ese puesto de trabajo que tanto odiaba era por sacarme el cuarto curso adaptado y aumentar así mi titulación. Y ese último curso aumenté mucho mi nota media (cosa que no era muy difícil por otro lado), pero lo mejor de todo fue mi trabajo fin de grado, que me demostró que si quiero soy capaz. Me costó estar mucho tiempo encerrada en casa, rodeada de libros, y quizá alguna amiga se enfadó por no quedar para salir. Creo que nadie se podía imaginar que fuera a sacar esa nota, y menos que me propusieran para matrícula de honor por mi proyecto, cosa que ya no conseguí debido a mi regulero expediente académico, pero hubiera sido la guinda del pastel sin duda.

Seguro que vosotros tenéis una anécdota similar que os sirva para demostraros que si lo quieres y trabajas duro, lo consigues. Así que en esas estoy yo, haciendo algo que no tiene nada que ver con mi carrera universitaria, pero algo que realmente me apasiona y para lo que me he preparado y me sigo preparando mucho, trabajando duro y sacando tiempo de donde no hay para conseguir lo que quiero.

¿Lo conseguiré?

La mujer de la bata

La mujer de la bata

Ando súper desconectada… Estoy ultimando las ilustraciones para un cuento infantil que va a salir en breve, es precioso y estoy deseando enseñarlo, además se va a poder personalizar las ilustraciones de la niña o el niño al que vaya dirigido, cosa que me parece que pocos cuentos infantiles ofrecen, así que va a ser un regalo muy muy original para los peques de la casa estas Navidades, además de hacerles mucho ilusión.

Pero además de este trabajo ando metida en otros líos, lo que hace que no me despegue del ordenador en todo el día, llevo en casa desde el domingo pasado sin salir a la calle, y no, no estoy exagerando, en estos días no me he quitado ni la bata que me regaló mi madre hace ya sus años (que en realidad parece de abuela, pero oiga, bien calentita que es), ni el pijama, ni las zapatillas de andar por casa de la Kitty, y a parte el café se ha convertido en mi mejor amigo estos días.

Pero lo peor de todo es que creo que mi perro me empieza a considerar un mueble más de la casa, porque me ignora por completo.

Soy un completo zombie, sólo me levanto para ir al frigorífico y al baño, vivo a base de café, bebidas energéticas y comida basura básicamente, a menos que mi chico me cocine algo en condiciones. Lejos quedó la comida sana y el ejercicio, aunque prometo que cuando tenga todo un poco más organizado, volveré al gimnasio, al menos para poder mantener el contacto con otros seres humanos reales y aprovechar los kilos de ropa de deporte que tengo abandonada en el armario… ¿Realmente lo haré? Pues no sé, porque lo llevo diciendo desde hace mucho tiempo, y las cosas en lugar de organizarse ¡se me desorganizan más! 

Al menos hoy es viernes y esta tarde-noche saldremos de casa un poquito.

Aquí os dejo un dibujito hecho a imagen y semejanza mía de estos días, y me parece que a este paso de todo el invierno.

bata

Hasta siempre Lina Morgan

Hasta siempre Lina Morgan

Ayer recibíamos la triste noticia de que Lina Morgan nos dejaba, una de las más grandes del cine y teatro español y de las más queridas.

En casa nos reuníamos todos en torno al televisor para verla, recuerdo que teníamos grabados en VHS sus obras de teatro y las veíamos una y otra vez, hasta nos sabíamos los diálogos de memoria.

Estés donde estés, que sepas que aquí se te recordará siempre, gracias por hacernos reir tanto!!

hasta siempre Lina Morgan

¡No dejaré que te hundas!

 

ancla

 

Todos en mayor o menor medida pasamos por momentos difíciles, como también lo pasa la gente que tenemos alrededor y que tanto nos importa. Esta imagen está inspirada en esa situación, cuando ves que alguien cercano está pasando un mal momento y tú intentas hacer que se encuentre mejor.

newsletter

Suscríbete a la newsletter

Suscríbete a la newsletter para enterarte de todo lo nuevo de Pizpiretia y además llévate un cupón de 10% de descuento y un planificador semanal descargable de regalo.



Te has suscrito correctamente

Pin It on Pinterest